Avispas: Qué son y cómo eliminarlas

¿Quién no ha pegado un gran grito cuando ve una avispa en su alrededor? Todos, en algún momento de nuestra vida, nos hemos asustado con tan solo ver volar una avispa a nuestro alrededor. Por lo que las avispas son, probablemente, los insectos más temidos por los humanos. Y esto es gracias a las picaduras dolorosas y molestas que estas nos hacen. ¡Pobres de nosotros!

Aunque en realidad, las avispas solo son agresivas cuando se sienten amenazadas, de lo contrario, ellas son completamente inofensivas. Así que si fuiste picado por una es porque la molestaste cuando ella solo estaba volando tranquilamente.

Los niños, al ser muy curiosos, son más propensos a ser víctimas de estas picaduras. Lo que hace que la situación sea un poco preocupante ya que ellos, al ser tan pequeños, tienen la piel muy delicada que con tan solo una mínima picadura se les enrojece y se les hincha.

¿Qué son?

Las avisas pertenecen al orden Hymenoptera, y al suborden Apocrita; la cual se pueden encontrar en los continentes alrededor del mundo. Estas avispas se caracterizan por tener dos pares de alas, siendo un par de ellas más grande a diferencia del otro par que es mucho más pequeño.

avispas
Fuente https://pixabay.com/es/hornet-avispa-insectos-aguij%C3%B3n-3350248/

Hábitat y qué función tienen

La mayoría de las avispas son solitarias y completamente inofensivas, a diferencia de lo que los humanos pensamos; tanto así que ellas son las que sienten un gran miedo hacia nosotros. Es más, las avispas son muy útiles ya que elimina las plagas (mosquitos, moscas…).

Las avispas se pueden encontrar en cualquier lugar del mundo, ya que tienen la suficiente capacidad de adaptarse a los climas y a los diferentes ambientes. Eso sí, un lugar donde haya mucho sol y temperaturas altas es su lugar feliz.

Por otro lado, sus nidos los colocan en las cortezas de los árboles, debajo de los pisos, en las riberas de los ríos, en agujeros subterráneos o, algunas veces, debajo de las viviendas habitadas. Estos nidos los hacen arrancando la corteza de algún árbol, para luego masticarlas y convertirlas en pulpa, y todo esto es con su mandíbula. Impresionante, ¿no?

Al tener el nido listo, y luego de hibernar, la avispa reina crea un nido donde cría una pequeña camada de avispas obreras. Estas avispas obreras son las encargadas de ampliar el nido, construyendo nuevas celdas de forma hexagonales donde la reina coloca sus huevos (muchos de ellos) a medida que va pasando el tiempo.

Lamentablemente toda la colonia de 5.000 avispas, o más, incluyendo la reina fundadora, mueren gracias al comienzo del invierno. Las reinas recién fecundadas son las únicas con la posibilidad de sobrevivir, para que de esta forma puedan iniciar el ciclo completo durante la primavera.

¿Cómo se reproducen?

La reproducción, en estos insectos en particular, es muy interesante. Créelo, te vas a sorprender.

Las avispas reinas son las que pueden ser fecundadas, por lo que se necesita una reina fértil y una avispa macho; sin embargo, se puede ver que en algunos casos la reina puede ser fecundada por el esperma de varios machos. Por lo que, luego de tener un apareamiento feliz, el esperma de la avispa macho se queda guardado en una zona especial y segura dentro de la reina.

Así bien, estos espermatozoides guardados esperan, de forma segura, a que sea la siguiente primavera para ser anidados. La cantidad de esperma almacenado dentro de la reina permite que ella pueda colocar una gran cantidad de huevos fertilizados, sin la necesidad de tener a un macho a su lado.

Es por ello que solo la reina tiene la capacidad suficiente de crear su propia colonia de avispas. Y, a su vez, los huevos colocados por la reina serán avispas estériles, es decir, obreras, quienes serán las encargadas de ayudar a construir un nido mucho más elaborado.

Además, por más sorprendente que se lea, las avispas reinas pueden elegir si quieren poner una hembra o un macho. Simplemente tienen que poner un huevo fecundado, si quieren hembra, o un huevo sin fecundar, si quieren que salga macho.

¿Qué comen?

Sorprendentemente, las avispas adultas se alimentan del néctar de las flores. En cambio, cuando están en la etapa de larva (larvaria) se alimentan de larvas. Sin embargo, estos insectos son omnívoro por lo que una que otras veces se les puede encontrar atrapando insectos más pequeños (plagas en general).

Además de eso, las avispas se alimentan de frutos caídos y de carroña (carne en descomposición). Por otro lado, las avispas con crías se convierten en depredadores para contar con el alimento necesario para las larvas, y por lo general cazan arañas como alimento de sus pequeños retoños.

Sin embargo, en algún momento se les ha visto consumir los restos de alimento dejados en las basuras o encima de las mesas.

Tipos de avispas

  • Avispa común: Esta avispa, conocida como Vespula Vulgaris o avispa europea, es la más popular entre nosotros los humanos, ya que se pueden ver con frecuencia cuando se está en la piscina o zonas con agua. Esta especie en particular puede medir entre 10 y 20 milímetros de longitud cuando llegan a la edad adulta.

A su vez, se caracteriza por tener franjas de color negro y amarillo, ubicadas en la parte del abdomen; también tiene una cintura estrecha, lo que la hace tener una similitud con los demás tipos de avispas.

  • Avispa tigre: Algo interesante sobre esta avispa es que en realidad no existe. Sorprende, ¿cierto? En realidad, esta avispa es mayormente conocida como avispón asiático gigante, y de allí viene la gran confusión.

Esta confusión se originó en Taiwán y en China, ya que allí fue donde los nativos comenzaron a llamarlas “abeja cabeza de tigre”. Por lo que se supone que de allí se han expandido alrededor del mundo.

  • Avispa reina: La avispa reina es un pilar muy importante en la colmena, ya que sin ella no existiera dicha colmena. Ella tiene la función más importante: poner los muchos huevos para crear una gran y armoniosa colonia.

Al abrirse los primeros huevos y comenzar a salir las primeras avispas obreras, la reina va teniendo un trabajo más tranquilo. Esto es debido a que las avispas obreras pasan a ser las encargadas de agrandar y mantener el nido, dejando a la reina con el único trabajo de poner más huevos.

  • Avispa germánica: La avispa alemana (vespula germanica), o mejor conocida como chaqueta amarilla, es de origen alemana, si bien lo dice su nombre. Sin embargo, en los últimos años se ha expandido a toda la zona de los Estado Unidos, incluyendo a Canadá, y a América del Sur.

Estas avispas son agresivas cuando se trata de defender su nido y a su colonia, tanto así que no solo pican una vez, sino que lo pueden hacer varias veces hasta dejar grandes rosetones. Por lo que hay que tener mucho cuidado con este tipo de avispas, sobre todo aquellas personas que son alérgicas a sus picaduras.

  • Avispa asiática: Esta avispa, como lo dice su nombre, es originaria de un país asiático, China; sin embargo, ha migrado alrededor de Europa. Esta avispa tiene una característica similar a los otros tipos de avispas, ya que al igual que ella se alimenta de insectos, aunque su alimento favorito son las abejas.

La vespa velutina cuenta con un tamaño que asusta a cualquier persona que se la encuentre, y, además, es conocida por ser muy agresiva.

  • Avispa roja: Estas avispas se caracterizan por ser completamente de tonos rojos con unas alas oscuras de color negro purpúreo. Se pueden encontrar en la zona central y oriental de los Estados Unidos, y su nido pueden tener más de 800 avispas machos y obreras; esto es debido a que son muy sociales.

Las avispas hembras de este tipo suelen picar cuando se sienten en peligro, ellas o su nido. Y a su vez, colocan su nido en lugares al aire libre, ya sea en los cobertizos o en techos de las viviendas.

  • Avispa africana: La avispa africana, también conocida como la avispa asesina, es la avispa más peligrosa y mortal descubierta hasta el momento. Esto es gracias a que proviene de un cruce entre la abeja de África y la abeja negra española.

Por otro lado, esta avispa, al ser molestada, ataca con toda su fuerza; lo que la hace causante de muchos fallecimientos alrededor del mundo. Además, la avispa africana come, en su mayoría, carne y abejas.

  • Avispa terrera: La avispa terrera se encuentran en los jardines de las viviendas en general, ya que estas son muy comunes. Estas no se ven como una plaga, y tampoco como una amenaza; sin embargo, no hay que molestarlas por lo que se debe tener precaución.

Son conocidas como avispas solitarias, por lo que no hace grandes trayectos de vuelos. A ellas simplemente les gusta quedarse cerca de su colmena, junto a su pequeña colonia.

Tipos de avispas en España

La avispa que se ha hecho notar en España es la avispa asiática, la cual fue detectada en 2010, descubriendo que entró a territorio español desde Francia a través del país vasco. Sin embargo, en julio de este año, la avispa asiática, lamentablemente, pico a un hombre causando su muerte. La víctima era alérgica a las picaduras de avispas y tuvo la mala suerte de encontrarse con este insecto.

Se sabe, hasta el momento, que estas avispas están ubicadas y se pueden encontrar al norte de la península de España, aunque se han visto en Barcelona y en Burgos. Y, cabe la posibilidad que se extiendan por todo el país.

Por otro lado, se están haciendo investigaciones y estudios para encontrar otro tipo de avispa en España, teniendo la esperanza de que no sean las verdaderamente peligrosas (avispa africana).

¿Cómo identificar la picadura de avispa?

Las avispas no pican a las personas porque quieren, ellas lo hacen cuando se siente amenazadas. Sus picaduras causan un dolor agudo o ardiente, hinchazón y deja un rosetón de color rojizo con una mancha blanca que fue donde el aguijón de la avispa perforó la piel. Sin embargo, si ves que tienes un aguijón en la picadura, no fue una avispa, sino una abeja; ya que las avispas no dejan aguijón al picar.

Estos síntomas, en algunas personas, desaparecen en un par de horas, aunque en otras personas llega a pasar de 5 a 10 días para que el rosetón logre desaparecer y la piel vuelva a su estado normal.

Las personas alérgicas deben estar pendiente y tomar precauciones, ya que los síntomas son mucho más fuertes para ellos. Estos síntomas pueden ser desde una reacción leve, hasta inflamación en la lengua y garganta causando asfixia, y la muerte. Así que si estás en lugares donde hay agua, mayormente en verano, debes tener mucho cuidado.

Tratamientos para la picadura de avispa

Si no eres alérgico a las picaduras de avispa y la que tienes no es grave, lo que viene a continuación es perfecto para ti.

Para eliminar el veneno dejado en la picadura, lo primero que debes hacer es lavar el área afectada con agua y jabón. Luego, coloca un trapo frío o aplica hielo para bajar el dolor y la inflamación; y tienes que mantener el área completamente limpia, seca y cubierta para prevenir futuras infecciones. También puedes colocarte vinagre en la picadura para desinfectar el área afectada.

Si eres alérgico y eres picado por estos molestos insectos, debes ir de inmediato a tu médico de confianza. Ya que si no puede haber grandes consecuencias y sería peligroso para tu vida. Es importante que sepas que no debes tomar ningún medicamento sin haber consultado con tu médico anteriormente.

Existe un remedio casero que es recomendado por las mamás y las abuelas. Este remedio se trata sobre colocarte barro en el área picada, y esto, según, te bajará la hinchazón y te quitará toda infección dejada por la avispa.

Así bien, al saber toda esta información sobre las avispas ya estás preparado, o preparada, para convivir con estos pequeños insectos a tu alrededor. Eso sí, no dejes a los niños jugar con ellas, ya que ellos en su inocencia no saben lo que hacen.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario